lunes, 25 de agosto de 2008

AYMARA LORENZO


San Bambino

De espaldas
cadenas a cuestas
una por cada pecado expiado
con la mirada perdida
buscando descifrar el cerrojo
de la ausencia de fe

Tu cabeza inmóvil
tallada en hueso frío
sin sangre
sosteniendo en equilibrio
el reino de la Nada

**********

¿Fue de Jesús Santa Teresa?

No fue suficiente silicio
cinturón de castidad
para probar
capacidad de amar
devoción

Sangrantes surcos
por su espalda
la de Jesús

también sangraba la de Teresa
hilos rojos
en una fina trama
a él ella se entregaba

Quinientos años
después
sin autoflagelación
sin contricción lacerante
encuentro en el amor
con cada piedra
tu paciencia me alimenta
fortalece mis pies
sobre guijarros de rutina que acechan mi equilibrio

No hace falta sufrir para vivir el amor

**********

Realidad Monocromática

Se mira al espejo
desnuda
huesos en blanco y negro
la sangre brota como un río
turbio

La gota última
arrastra sus miedos
la obscuridad pobló
las cuencas de sus ojos
no pudo llorar su dolor

La miseria no siente
No siente su miseria


**********

Diario de un limón

Día 1

Es el olor de tu piel fresca
lo que me ata a tu mundo
es la oscuridad
oportuna
en la que pienso
si es hueco o no mi corazón

Día 2

En el silencio de la luz no hay brillo posible
sólo la certeza de la huella áspera del tiempo
donde antes la savia de vida
ahora el guijarro que anuncia un paso a la muerte

Día 3

En silencio te consumes
preservando la vida misma
Tu cuerpo
un decálogo sinuoso
guarda el misterio de la vida

Día 4


He visto a otro
para evocar tu lozanía
He dejado correr sus jugos por mi boca
pecado ácido que desboca fantasías

Día 5


Te abandoné
en la oscuridad del silencio
no pude verte secar en mis manos
El desespero me lanza a la calle
corro sin rumbo fijo
trato de borrar la voracidad de tiempo
que te marca

Aymara Lorenzo





2 comentarios:

Hilde dijo...

Aymara, qué bueno que hayas escogido poemas de tu producción en el taller, me sorprendió gratamente.
El San Bambino está muy bien logrado, lo recordé clarito.
El de Santa Teresa, bueno, son quinientos años de evolución del pensamiento y lo has dicho muy bien!
Fuerte el de la Realidad Monocromática, muy bueno.
Y la serie del limón, me encantó!

Felicitaciones amiga!

Jorge Ampuero dijo...

Interesante poética.

Saludos...