martes, 12 de agosto de 2008

HÉCTOR VERA


PERSONAJE

Huyo de mi
un día del año
a la máscara torva

Almendra tostada la tez
ojo desorbitado
larga y torcida nariz

el de la tienda afirma
-la más bella

El animal fabuloso
que ahora soy
cuerpo de hombre, cabeza córvida

camina la vía a San Marcos
donde abierta
la primavera de canales

Paseo el nuevo semblante

Detrás del antifaz
respiro aire de góndola

Oigo un quejido
el soplo de un oboe
un trazado de adagio

En el Puente de los Suspiros
aún
el lamento del condenado

quizás por eso lo fétido
pero la careta me protege
sigo de largo con la Historia

Entro al séquito de custodios
donde todos rodean al nuevo Papa

él
en el traje blanco
ribetes púrpura
tiara dorada
finge
semblante majestuoso

Ordena la ceremonia

vino y panecillos para todos

Brindo por Baco y me santiguo
Huyo el pecado

Una procesión de ángeles me rodea
cada una de las caras informes
hace su giro mortecino
resplandeciente
para la pose

En medio de ellos
el punto negro de mi pico corvo

El flash me enceguece

Ahora
como parte de una postal Veneziana
me preocupo porque nadie lo sabe

reconozco lo que soy
es la hora de volver a mi rostro.

____________________

BAUTIZO

Para el bautizo del niñito
piel de nocturna manzana
una camisita ensalmada
por Andresito

Contra el mal de ojo
un rezo que dirá él
a las 7 ánimas invocadas
al Arcángel San Gabriel

Y un ojo negro azabache
nervio de plata caliente
colgajo de cuero de gato
como gancho
en ramillete

Tronquito de hojitas tiernas y un velón
para el altar de su rancho

Nadie cree
todos lo hacen
de visita el circo
el que recién nace
a la carroza
del chamán bendito

El pago, tu bien, cualquier cosa
para vivir entre bahareques
techo de zinc por cielo
el alma pura no requiere
más que la colcha de sombra
agua de lluvia para tomar, té de cayena roja
y un pedacito de pan.


____________________

LA ADIVINA

Los gitanos han llegado
desarman el tarantín
los trucos se van regando

Noche de cueva corva
cutis amasado
con aceituna y jazmín
una morisca ve
detrás del ensortijado
su suerte

-leo en el surco de la palma, el poniente

Con cautela el invitado
no da reflejo de nada

El arco de la ceja
en el gesto de las doce
como entrada de templo aguarda

sentencia

Los ancestros han susurrado
la carta fatal acierta

Ojo entornado
que llora sin consuelo
el desventurado.

_______________________


GREGARIO

Buscas el soplo
de la espiral de dedos
que envuelva esa angustia de soledad
que eres

¿Para qué el fardo
de la conciencia?

¿A dónde llegará
tu línea vacía

cuando cada estrella
se cuele

por el vértice de la sombra de Dios

y termine de hilar
tu tiempo?



HÉCTOR VERA

2 comentarios:

HILDE dijo...

Amigo Héctor, bien logradas imágenes en lo tres primeros. En "Gregario", la angustia existencial.
De "Personaje", te diré que tiene ambiente, hace que el lector se sienta otro personaje más en ese mágico Carnaval de Venecia, casi pude escuchar el Adagio de Benedetto Marcello, tema de una vieja película. Y al final, también tuve que quitarme la máscara para despertar del sueño veneciano!

HILDE

Beatriz Alicia García dijo...

Celebro la capacidad de desdoblamiento y distancia de tu poesía. Me gusta particularmente el primer poema, en el cual vas creando una extraordinaria atmósfera a través de las imágenes.

Cordiales saludos,

Beatriz Alicia