lunes, 22 de diciembre de 2008

ELIANA DUGARTE


Otro yo mío

Al verlo sentado
me alivia saber que vaga algo sobre mí
un cortesano parásito
que cargo en mi costado

se trata de otro yo mío
bufón en duelo
ebrio perpetuo
que convierte el pavor en desastre alegre
me pisa los pies
y divide mi lengua

trato de escapar en su silueta
atando su verdad con remiendos
pero el amanecer se me hace escombros
y el silencio persiste

vive bajo la sombra que se desdobla
como ángel adulón que besa mis zapatos
ya no basta con colgar los sentidos
pues en el corto parentesco
somos tan simples
y a la vez postizos





Antes de morir, le reveló su secreto:
- la uva – le susurró – está hecha de vino.
Libro de los abrazos
Eduardo Galeano


Viña y memoria

Para transformar la uva
busca una copa y un sillón sereno
afila bien el delirio
y en la frágil cordura
abraza un buen libro
como memoria en racimo
deja que caigan recuerdos
deja que broten en el esparcido desvelo
y si entre los surcos te pierdes
atrapado en los besos de merlot
recuerda
que de la uva
vino





He perdido un pensamiento
lejos va
semejante a un caballo desbocado

como un túnel frío y doloroso
pude sentir que rondaba entre mis ojos
se asomó al oído y lentamente
empezó a mover mi boca

más abajo
sobre la barbilla
alrededor del cuello y los hombros
las manos lo abarcaron ligeramente
mordió los dedos
y se guardó en mi ombligo

lo pude ver
y sentir
pero ya no lo recordaba

ahora camino con los dedos metidos en las orejas
para no perder aquellos nombres
donde dejé volando ideas
cuando pasé de niña a ignorante

2 comentarios:

raga dijo...

Eliana, me gustaron mucho tus poemas...! dónde los consigo?

dos besos

Hildegart dijo...

Fue muy grato escuchar tus poemas, pero ahora que los leo me gustan más...ese alter ego, el juego con la transformación de la uva, y ese final de Sé, muy bueno!
Un abrazo, HILDEGART