martes, 24 de marzo de 2009

PARADA ERRANTE

Deja que tu alma impúdica se desnude
al ritmo de tu alucinación
y ven a nuestra casa virtual
a cobijarte
con nuestro pendón publicitario
cuyo envés te va a servir
para tapar tu herpes, tu sexo y tu verguenza.

Trae tu correo electrónico,
algún ladrillo delirante,
tu facebook,
tu nube de humo,
tu mejor mascara

trae tu desconcierto y tu alegría.

Recuerda que aquí todo está permitido
y nunca preguntes la hora
porque aquí siempre es hora
de tomarse otro trago

Te esperamos.

Rubén Ackerman