lunes, 18 de agosto de 2008

BEATRIZ CALCAÑO


PAN Y TULIPANES

El sol ardiente
alerta

avisa que me desdoble
en la mujer que cuida
que nutre
todo lo demás
queda en pausa

mis manos desnudan
verduras pudorosas
cocinan perlas enmascaradas
lavan secretos de las sábanas

las palabras se escurren
por el colador
con mis ganas y mis sueños

al día siguiente
el sol
de nuevo
avisa que me desdoble
y me quemo

del libro Expediciones a ser publicado por Monte Avila Editores)


PENSAMIENTOS MARIPOSA

Ciertos días
los pensamientos
escapan de mi boca
como mariposas suicidas

llevan rumbo impreciso
revolotean
buscando estrellarse heroicamente
sobre inocentes y culpables

es un viaje sin retorno
ellos
lo saben

si corren con suerte
logran sobrevivir
en alguna hoja de papel

Beatriz Calcaño

(Del libro Expediciones a ser publicado por Monte Avila Editores)


Renacer
Toma
el ave
la fuerza para renacer

indaga dentro de sí
los desconcertados recuerdos
interroga a sus antepasados
busca el sentido

sabe que al sacudir
las cenizas
inquisidores ojos
cuentan sus plumas
escudriñan
huelen sus alas
esperan que su color los encante

el ave
los complace
sólo ella
sabe de las heridas
que los otros intuyen
y ella esconde
para renacer de nuevo
cuando sea el tiempo


Beatriz Calcaño

3 comentarios:

raga dijo...

tomemos la fuerza de las aves...

la fuerza de las alas leves, esas que escribes

Becalei dijo...

Gracias, hay que renacer siempre, a pesar de todo,
Beatriz

Hildegart dijo...

Me gustan tus poemas. El tiempo para renacer, para seguir, después de la pausa, siempre llega, y la hoja de papel, paciente, nos espera.
Y yo, también espero que volvamos a coincidir en otras lecturas en La Parada Poética.